Diseño en madera?

English

Flor de pétalos de madera sobre losetas de tapiz de ébano

Flor de pétalos de madera sobre losetas de tapiz de ébano

Diseñar en madera es sencillo, pero no fácil: el trabajo principal ya está hecho. Uno sólo tiene que escoger una pieza cualquiera, tronzar y escuadrar a la medida buscada, trabajar un poco la superficie para resaltar su textura, y rematar con un material adecuado.  Esta composición cursi nos lo muestra con claridad: lo fácil es pasarse cuando el trabajo estaba dado. “Menos es más” decía Van der Rohe, y la madera no necesita artificios para mostrar su belleza.

Pero quiero atraer vuestra atención sobre el damero de madera: se trata de un prototipo para un pavimento o revestimiento. Está realizado en ébano de Ceilán, con unas pequeñas piezas rescatadas de un sobrante de algún trabajo en un almacén de madera. Las piezas – que tienen albura y duramen – fueron aserradas, regruesadas, canteadas y ensambladas a tope, formando losetas cuadradas, sin eliminar la albura, para dar  contraste y ritmo a la composición.

detalle tapiz de ébano

Detalle de canto y sistema ensamblaje tapiz de ébano

Cada loseta está rebajada en los cuatro cantos y se han practicado 2 taladros de canto a canto. Esto permite la unión de las losetas mediante un cable de acero. Para mantener la distancia entre las losetas aquí se ha utilizado tubo cilíndrico de acero inoxidable que da una consistencia bastante rígida, pero se puede utilizar otros materiales como muelle de acero o láminas de neopreno del mismo grosor de la madera.

Una foto de detalle muestra el trabajo de perfilado y el sistema de ensamblaje en los cantos.

Mediante este sistema se puede instalar pavimentos de madera, modificando el formato tradicional de piezas alistonadas, incluso trabajando cada composición con maderas de distintos colores y texturas, personalizando cada instalación.

Tapiz de losetas de ébano ensambladas. Detalle

Tapiz de losetas de ébano ensambladas.Detalle

Un apunte sobre el Ébano:

El ébano es una madera divina. Bajo este nombre se agrupa una serie de distintas maderas del género Dyospyros, que proviene etimológicamente del griego como “fruto de Dios” o “fruto de Zeus”, y su nombre fue dado por los griegos al árbol del caqui, que pertenece al mismo género.

Algunas especies tropicales, con frutos también comestibles, proporcionan una madera de dureza y densidad elevadísimas, y muy apreciadas en la ebanistería, aunque difíciles de trabajar. El ébano negro está muy amenazado y puede ser sustituido por otras maderas muy oscuras y de grandes propiedades como la Palma negra y el Katalox.

Un apunte sobre la flor: está elaborada artesanalmente, con pétalos de chapa de madera aromatizados. Artesanía local.

Anuncios