Calpancalá!

Abalorios de barro y espartoCALPANCALÁ

¡Cal p’ancalaaaaaa…! Era lo que gritaba el hombre de la cal, recorriendo  los pueblos blancos, ofreciendo su trabajo para remozar las fachadas de las casas. Un trabajo y un oficio que contribuían, junto con muchos otros  ya perdidos, a la sostenibilidad ecológica y económica de nuestros pueblos: soluciones naturales, donde el reciclaje y la recuperación de todo recurso era consustancial a la existencia.

Calpancalá es la exposición de una artesanía hermosa y paciente que resitúa el valor de los objetos y abalorios:   en una época en la que se ha permitido trastear con la riqueza a una caterva de financieros codiciosos e imbéciles, el trabajo de Teresa vuelve a señalar lo correcto. Mientras las mentes primitivas y groseras depositan  la riqueza en la acumulación de metales y piedras “preciosos” (a veces con resonancias “mágicas”) o anotaciones dinerarias, las culturas evolucionadas incorporan la sabiduría, la concentración y el respeto como valores  fundamentales de trabajos y utensilios. Si cabe algún progreso, consiste precisamente en la superación de esta dicotomía.

Y Teresa lo consigue, con paciencia y minuciosidad, recuperando oficios antiguos como lañadores y esparteros, rediseñando nuevos usos de los materiales. Ahí está la magia: la mano amorosa, que modela y  teje, que recupera sustancias y texturas de otros objetos ya vividos. Añadiendo nuevas capas de maestría. Abalorios delicados y sensibles, cuya nobleza no está al alcance de las princesas.

Taburete Palafox

Taburete madera maciza

Taburete madera maciza Palafox

Normalmente, un objeto artesano, hecho con cariño, conocimiento y concentración, dignifica el lugar y la función a que se destina. Pero también hay objetos que dignifican al artesano, cuando  son recibidos por persona de gran valía.

Este es el caso del Taburete Palafox, albergado en una bonita casa del pueblo de Cifuentes, en La Alcarria, propiedad de la familia Palafox Molero.

Un objeto que fue elaborado para la recuperación de un trozo de viga laminada de abeto, sobrante de la instalación de un porche, adquirió dignidad al ser depositado en tan amable hogar y contagiarse de la distinción y alegría de sus moradores.

En el impulso estético inicial estaba la proyección al plano tridimensional de las geometrías planas de Mondrian. El taco de pino blanco formado por 4 trozos de viga de abeto prensados y encolados es el lienzo para la proyección geométrica.

Después de ser vaciado parcialmente en un extremo para formar las patas, se insertaron unos listoncillos de madera de ipé, sobrantes de piezas de tarima exterior.

Después se aplicó 3 colores al aceite: rojo, negro y blanco, que tintaron la fibra, con desigual opacidad,  y permitiendo traslucir la textura de la pieza.

Sus dimensiones permiten servir de apoyo para atarse los cordones de los zapatos, mientras se repasan los detalles de un trámite legal, o encaramarse para cantar una canción infantil en el jardín. También puede soportar un refresco que se bebe de forma distraída, mientras se lee repantigado a la sombra del castaño delicioso.

En todos los casos, el artesano concurrirá sin asistir, con humilde satisfacción, a estos momentos gratos. No puede haber mejor misión para un objeto.

Tab.palafox.2

Diseño en madera?

English

Flor de pétalos de madera sobre losetas de tapiz de ébano

Flor de pétalos de madera sobre losetas de tapiz de ébano

Diseñar en madera es sencillo, pero no fácil: el trabajo principal ya está hecho. Uno sólo tiene que escoger una pieza cualquiera, tronzar y escuadrar a la medida buscada, trabajar un poco la superficie para resaltar su textura, y rematar con un material adecuado.  Esta composición cursi nos lo muestra con claridad: lo fácil es pasarse cuando el trabajo estaba dado. “Menos es más” decía Van der Rohe, y la madera no necesita artificios para mostrar su belleza.

Pero quiero atraer vuestra atención sobre el damero de madera: se trata de un prototipo para un pavimento o revestimiento. Está realizado en ébano de Ceilán, con unas pequeñas piezas rescatadas de un sobrante de algún trabajo en un almacén de madera. Las piezas – que tienen albura y duramen – fueron aserradas, regruesadas, canteadas y ensambladas a tope, formando losetas cuadradas, sin eliminar la albura, para dar  contraste y ritmo a la composición.

detalle tapiz de ébano

Detalle de canto y sistema ensamblaje tapiz de ébano

Cada loseta está rebajada en los cuatro cantos y se han practicado 2 taladros de canto a canto. Esto permite la unión de las losetas mediante un cable de acero. Para mantener la distancia entre las losetas aquí se ha utilizado tubo cilíndrico de acero inoxidable que da una consistencia bastante rígida, pero se puede utilizar otros materiales como muelle de acero o láminas de neopreno del mismo grosor de la madera.

Una foto de detalle muestra el trabajo de perfilado y el sistema de ensamblaje en los cantos.

Mediante este sistema se puede instalar pavimentos de madera, modificando el formato tradicional de piezas alistonadas, incluso trabajando cada composición con maderas de distintos colores y texturas, personalizando cada instalación.

Tapiz de losetas de ébano ensambladas. Detalle

Tapiz de losetas de ébano ensambladas.Detalle

Un apunte sobre el Ébano:

El ébano es una madera divina. Bajo este nombre se agrupa una serie de distintas maderas del género Dyospyros, que proviene etimológicamente del griego como “fruto de Dios” o “fruto de Zeus”, y su nombre fue dado por los griegos al árbol del caqui, que pertenece al mismo género.

Algunas especies tropicales, con frutos también comestibles, proporcionan una madera de dureza y densidad elevadísimas, y muy apreciadas en la ebanistería, aunque difíciles de trabajar. El ébano negro está muy amenazado y puede ser sustituido por otras maderas muy oscuras y de grandes propiedades como la Palma negra y el Katalox.

Un apunte sobre la flor: está elaborada artesanalmente, con pétalos de chapa de madera aromatizados. Artesanía local.

La geometría está dentro de las cosas

mesa industrial grande

Mesa Industrial grande

La geometría está dentro de las cosas;

Dentro no significa en el interior, sino en ellas. Es parte de su sabiduría, de su espíritu. Toda mirada comprende intuitivamente este aserto, aunque nos viene bien una evidencia.

La Mesa Industrial que presentamos es la metáfora de una curiosa teoría cinética industrial, donde un proceso productivo define saberes y geografías descubiertos más allá de la geometría.

Son composiciones desarrolladas por civilizaciones ignotas, que resuelven procesos y contenidos desconocidos, y están tapadas por un velo de ignorancia. Como si la cultura presente hubiera nublado la sabiduría y el lenguaje en que se basan.

La certeza de que todo objeto es una máquina que puede sumar o restar bienestar al universo, convierte el reciclaje en acto de perfeccionamiento necesario: sólo podemos destilar el espíritu de los objetos a través de sus reutilizaciones sucesivas.

El tránsito de la venta de esta Mesa Industrial – sabia máquina ignota –, desde el taller de diseño y producción, hasta su ubicación junto a ti (siempre provisional, en espera de la penúltima reutilización) es su transformación más pequeña: el dinero sólo puedes cambiarlo por algo mejor.

Y Puedes hacerlo ahora.